Cesárea Electiva

El embarazo, especialmente el primero trae consigo la incertidumbre de como será el naciemieto y esos primeros días después del naciemiento de nuestro bebé.  Si bien, en general es momento de mucha alegría por el crecimiento de la familia, también trae consigo cierta incertidumbre y estres.  No queremos pensar en el día del parto, pensamos que no vamos a poder resistir el dolor del parto. Y no vamos a decir aquí que el parto no duele, claro que duele, pero ese dolor es nuestro poder de mujer, los hombres nunca tendrán el privilegio de GESTAR y PARIR.  El dolor del parto nos fortalece, nos hace la mujer más poderosa del mundo, dispuesta a efrentar cualquier adversidad, dispuestas a proteger a nuestros hijos a capa y a espada por sobre todas las cosas, nos hace fieras mamíferas.

La evidencia cientifica favorece el parto versus la cesárea, y no enumeraremos todos los beneficios, pero mencionaremos por ejemplo la recuperación más rápida, la colonización de la microbiota del bebé y mejores índices de iniciación de lactancia entre muchos otros.

Porque tenemos tanto miedo a vivir un proceso que es natural y normal y que hemos hecho durante toda la existensia de la humanidad, porque la sociedad de hoy ha tecnificado un proceso que no se puede tecnificar.  El parir es lo más salvage que hay, y en una sociedad civilizada no podemos hacernos salvalges.

Un proveedor que acepta hacer una cesárea electiva debe solicitar un consentimiento informado de la mujer y enumerar todos los riegos y beneficios del procedimiento que se le va a hacer.  Tal vez cuando ella analice bien cambie su desición.  No creo que regularmente se hace esto.  Cuando una mujer dice que quiere una cesárea el provedor dice “OK, que dia la quiere”, en vez de persuadirla a cambiar de opinión para su bienestar.

Es el deber de un médico garantizar la salud de sus pacientes, y someterla a una cirugía innecesaria por desconocimiento de los pros y contras no me parece el mejor proceder.

Si después de evaluar y decidir tener una cesárea programada deberíamos solicitar a nuestro proveedor de salud que se haga lo que se conoce hoy en dia como Cesárea Respetada donde se apagan las luces al momento de nacer el bebé y se pone al bebé en apego inmediato siempre y cuando la salud del bebé y la madre lo permitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.